domingo, 16 de diciembre de 2012

Reorganizando "como Dios manda"

Nuestro Todopoderoso Señor Wert y Nuestra Santísima Señora Lucía Figar andan reorganizando. Pero no de cualquier manera, sino "como Dios manda".

Esto quiere decir que se deben reducir plazas a toda costa en los pecaminosos centros públicos y redirigir esos alumnos sin futuro hacia la sin mácula enseñanza concertada y religiosa.

En éste documento puede encontrarse un informe de fusiones y otros cambios, los centros afectados, etc. Lo que no es tan fácil encontrar por ahí son los designios divinos que justifican esa reorganización.

El turno le toca ahora a los centros de Pozuelo.

El jueves pasado se informó al claustro del IES Gerardo Diego de esa localidad de algunos "cambios". Se trasladan los ciclos de FP (Gestión Admnistrativa, Administración y Finanzas y Desarrollo de Aplicaciones Web - DAW-) al IES San Juan de la Cruz. En el DAW del Gerardo Diego, por ejemplo, llevan dos años dando clase del nuevo ciclo informático sin haberse producido la necesaria dotación de material, con ordenadores del pleistoceno para soportar nuevas tecnologías, como la virtualización, que requiere máquinas potentes, que ya me dirán cómo se hace eso. ¿Se dotará debidamente al San Juan de la Cruz? Lo dudo, porque aquí de lo último que se trata es de mejorar la calidad de lo público.

El anterior es sólo un ejemplo. En el otro extremo, y mientras se producen recortes en educación pública, se han concedido unos obscenos 900.000 euros al colegio de primaria Principes de Asturias (dotación publicada por Resolución de 22 de Noviembre en el BOCM número 286) para construir el nuevo aulario (seis aulas, dos laboratorios y ampliación del comedor).

Otro detalle: como se trasladan los ciclos al IES San Juan de la Cruz, van a quedar aulas libres en el Gerardo Diego. Es decir, el Gerardo Diego (y el Camilo José Cela) como consecuencia de la divina "reorganización" podrían asumir a todos los alumnos de secundaria de Pozuelo que se decantaran por la pública, sin ningún coste extra. Pero se van a quedar con esas aulas vacias.

El Principes de Asturias es bilingüe y al Gerardo Diego se le niega el bilingüismo sistematicamente cuando ya todos los colegios públicos de Pozuelo lo son. La consecuencia evidente es que los alumnos de los colegios, pasarán a otros centros bilingües en Secundaria, dejando al Gerardo como a la novia fea.

O sea, que parece que se empiezan a "especializar" los centros: centros para alumnos con buenas capacidades intelectuales y centros para alumnos, sobras y descartes de los primeros, con dificultades de aprendizaje y otras problemáticas, acompañados de ausencia de recursos para atenderles, ni siquiera para el Departamento de Orientación.

-Palabra de Wert,
-Te alabamos Señor.

Amén.