domingo, 21 de abril de 2013

Ser interino es más difícil

Más que ser funcionario de carrera en la misma plaza. Más que muchos otros trabajos, que los hay más complicados también, lo sé y me solidarizo con ellos.

Ser interino es difícil por muchas causas:

- Hay que itinerar. 

Si tienes suerte, mucha, y tu especialidad y tu posición en las listas lo permite, quizás consigas una vacante en un centro y te dure todo un curso. Poder planificar el año, saber qué asignaturas impartirás desde el comienzo del curso, programarlas y programarte, saber que tendrás ingresos estables... aunque no todo es fiesta si tienes vacante, como explicaré luego.

Si eres uno más, lo normal es hacer sustituciones. Cuando un compañero enferma, alguien debe realizar su labor para que el alumnado no se resienta en su aprendizaje. Dependiendo de la enfermedad, puede ser unos días, una semana, un mes, ... Al iniciar la sustitución nos encontramos con alumnos cuyas circunstancias y rasgos personales o dificultades no conocemos. Debemos, en tiempo record, conocerlos, conocer y/o repasar la materia a impartir, pedir o preparar de cero material de clase y retomar la clase en el punto adecuado. Todo ello de un día para otro y varias veces al año.

Dominar la materia no es algo baladí, aunque parezca de perogrullo. En la especialidad Informática, por ejemplo, se imparten materias en 4º ESO, 1º Bachiller, un ciclo de FP de grado medio, tres ciclos diferentes de Informática de grado superior (a partir de 18 años). Luego hay otros ciclos no especializados en Informática pero con asignaturas de informática, como todos los de la familia de Administración o los tecnológicos como Sistemas Automáticos. Eso son más de 30 o 40 asignaturas posibles. Puedes dar un día "Programación multimedia y dispositivos móviles" en el ciclo de Desarrollo de Aplicaciones Multiplataforma y, al día siguiente estar configurando routers CISCO en "Redes Locales" del ciclo "Sistemas Microinfornáticos y Redes". Eso implica tener una cintura impresionante. Por no decir que, lo mismo, te encargan una materia "afín", por ejemplo... Tecnología ¡ZAS! Informático cogiendo el formón o el taladro con broca de widia. Absurdo ¿no?



Los desplazamientos son un coste altísimo en comunidades extensas. Implican viajes y/o alquileres. Es mucho dinero. Es extremadamente fatigoso si el desplazamiento es largo y diario. Y el trabajo no es precisamente de los menos estresantes. Implica una tensión constante que solo se supera con vocación.

Para complicar las cosas, nuestros queridos dirigentes han decidido no mandar sustitutos hasta pasados al menos 10 días de la ausencia. Menos sustituciones, más cortas, menos profesores. Y los alumnos desatendidos.

- En la elección de asignaturas, horarios y cursos de formación somos los peor parados.

Al inicio de curso se elaboran horarios y se distribuyen las asignaturas a impartir entre los profesores del centro.

Los profesores más antiguos tienen prioridad para elegir asignaturas.Hay casos de profesores que nunca han impartido asignaturas diferentes de las que imparten actualmente. En Informática, suelen elegir asignaturas clásicas y estables como Bases de Datos o Programación y similares, cuyos principios básicos no suelen cambiar de modo rápido o bien eligen las FCT que se imparten en el tercer trimestre de segundo curso. También eligen asignaturas de segundo, con menor ratio de alumnos y mejor calidad de ellos, puesto que los alumnos díscolos y torpes suelen suspender el primer curso. Además segundo curso termina en marzo. El tercer trimestre es menos estresante, se realizan labores de apoyo y reorganizativas.

Como son profesores de plantilla y bien relacionados, se les suele favorecer al elegir horario. Si tienen niños podrán entrar tarde o salir antes, por ejemplo.

Al enviarse los interinos con "retardo", ni siquiera estamos presentes ya en el reparto del pastel, con lo que lo anterior se agrava.

Conclusión: si eres de los "afortunados" que tienen vacante asignada todo el curso, empezarás tarde, posiblemente en Octubre, deberás elaborar la programación de las asignaturas a toda prisa y ocupar el peor horario y con los peores alumnos y en los grupos más numerosos.

Yo, el año pasado por ejemplo, tenía, entre otras cosillas, la hora de guardia que nadie quiere, un viernes a última hora, cuando los alumnos están menos agradecidos de recibir clase, bueno de no recibirla realmente... más bien sólo de "estar". Aunque se intenta que aprovechen, tras toda la semana y al final de seis horas de jornada un adolescente no atiende a razones fácilmente... Este año tengo jornadas tan originales como una con dos horas, la primera al inicio de las clases a las 8:30 y la segunda a las 13:30 con un hueco en medio un tanto absurdo de cuatro horas. Lo del hueco es porque estoy a media jornada. Trabajo la mitad, pero cobro la mitad a cambio de poder tener una vacante, con mayor estabilidad. Hacer horarios cuando toda la plantilla está sobrecargada de horas hay que reconocer que hoy es mucho más difícil, pero mis compas con pedigrí no padecen estos absurdos... Hace un par de años tenía una jornada de una sola hora, la primera de los lunes. Tenía casi dos horas de viaje para solo una de clase. Compañeros comparten horario en dos centros, a veces no tan cercanos. Ser interino en dos centros ya es de traca.

- Es un trabajo precario

Cada dos años hay que presentarse a oposiciones. Eso supone, si tienes la suerte de dar clase, que hay que estudiar y trabajar. Y si eres padre, atender a tu familia a la vez. Y obtener buenos resultados en la opo, que la nota pesa bastante en la ordenación de listas y puede suponer la diferencia entre un destino u otro o simplemente, no tener nada.

Todos tenemos la esperanza y la ilusión de aprobar. Ser interino porque sí no se hace ni por vocación, ni por dinero.

En diversas comunidades gobernadas por el PP, han decidido que somos poco hombres y quieren ponérnoslo más difícil. Con, posiblemente, falsos datos que nadie puede corroborar, e ignorando que los que nunca han aprobado no suelen dar clase, salvo casos de alineaciones planetarias extrañas que sí habría que prevenir, han decidido que la nota será el 80% del criterio para ordenar listas de interinos. Y que es necesario aprobar la última oposición. (Una de las dos últimas si el modelo de examen es el mismo, cosa que no sucede tan a menudo).

La poca estabilidad que teníamos se debía a que la experiencia pesaba bastante en la ordenación de listas de interinos. Con ello, un mal día de examen de oposiciones, o ponerse malo esos días y tener una mala nota supondrá ahora abandonar la carrera docente. Aunque hayas aprobado otras cien veces antes de ésa.

De casi nada vale tu historial anterior, carrera, titulación, expediente, máster y doctorado y cursos.

La experiencia en trabajos complejos es fundamental. Por eso hay un MIR en Medicina o cuentan las horas de vuelo en los pilotos. ¿Te pondrías en manos de un médico cirujano sin experiencia?¿Volarías con un piloto recién salido de la academia?

Hace falta mucha estabilidad emocional (y de carácter) para este trabajo. La precariedad no ayuda.

Sin embargo, pese a mentir como es habitual, y decir que quieren profesores preparados, las intenciones del PP son, posiblemente, éstas:

1) Eliminar profesores con demasiada experiencia, por ser más antiguos, serán más caros. ¿AHORRO? Para mí, ahorrar en educación es el auténtico despilfarro. Se tendrá una plantilla compuesta exclusivamente por jóvenes, inexpertos y precarios. O sea, becarios. Becarios que ocuparán, como hemos explicado, las plazas más complicadas de impartir.

2) Tener listas de interinos cortas. Si el examen es lo suficientemente complejo, suspenden más. Listas de interinos cortas implican que el resto de plazas se colocan a dedo. Una tentación insuperable para los amigos del clientelismo. Quienes ya inflitraban en ocasiones tribunales de oposición, ahora infiltrarán también a los elaboradores de exámenes. Las oposiciones y los funcionarios, último bastión del trabajador objetivamente preparado, será tomado por hordas de enchufados, el cáncer de España. En el futuro se pretende aumentar la autonomía de los directores, lo dice la LOMCE, para que elijan ellos a su familia y amigos. Los directores los elige el gobierno, claro. Y tendrán mano dura con esos precarios que andarán con mucho miedo, esa herramienta de manipulación que tanto gusta a los neocon.



3) Rotación de listas, antigüedad corta. El que no trabaja, tiene tiempo para preparar exámenes. El que trabaja no tiene tanto tiempo. Conclusión: cada dos años rotarán los puestos, el "ahorro" en trienios será total, salvo a los enchufados, claro.


Se está convocando un número ridículo de plazas y solo en algunas especialidades. Antes teníamos la ilusión de aprobar. Ahora sin ilusión por aprobar y con la precariedad al máximo, lo mejor será emigrar. ¿No? Ah, que se llama "movilidad exterior" perdón...

Aviso a navegantes: en España, sin casa y sin trabajo cada vez más gente tiene poco o nada que perder.

De ahí vienen las movilizaciones de Interinos. Sumen la actitud chulesca de la Administración, la LOMCE, los recortes de profesorado, aumento de ratios, el trasvase de fondos a la concertada religiosa, la represión, etc. De ahí viene la huelga convocada el 9 de Mayo.

Actualización: Se confirma la vía del enchufe: artículo de El País, por Ivanna Vallespín.



2 comentarios:

  1. Muy bien explicado. Agradezco tu paciencia para desentrañar todos los abusos que se están cometiendo. A veces es difícil tener calma en la situación de "mobbing" en la que trabajamos. Lo que describes podría llamarse "acoso laboral" porque se trabaja en condiciones penosas y sin ningún tipo de valoración por el esfuerzo.

    ResponderEliminar
  2. No es que no se valore, es que directamente se nos desprecia. Gracias a ti por leerlo. A ver si entre todos conseguimos poner un poco de luz en tanta tiniebla y tanta mentira.

    ResponderEliminar